Qué visitar en Suiza

Suiza es el hogar de un paisaje espectacular, aire limpio y claro de montaña, delicioso chocolate, así como destino de muchos ricos y famosos. Pero hay mucho que hacer para aquellos que tienen una cartera más ajustada (incluyendo el delicioso chocolate). Se puede caminar durante horas llenando los pulmones del aire fresco de la montaña con sólo el tintineo de las campanas de las cabras y el viento en los árboles siendo tu compañía. Al anochecer destacan las cenas en los restaurantes más chic de las ciudades y finalizar la velada en algún club nocturno con clase.

Qué visitar en Suiza

Qué ver en Suiza

Zúrich

Zúrich no sólo radica en el corazón de Europa, sino también en los corazones de aquellos que han convertido a la ciudad en el principal destino de Suiza. Ubicada en la costa norte del lago de Zúrich con una magnífica vista de los Alpes nevados en el horizonte, su ambiente multicultural y la variedad de actividades de ocio hacen que esta ciudad sea popular entre los viajeros de todo el mundo.

El centro de la ciudad ofrece una mezcla única de atracciones - más de 50 museos y más de 100 galerías de arte, tiendas de moda de marcas internacionales, así como de diseñadores de Zúrich y la vida nocturna más vistosa y animada en el país. Las actividades recreativas van desde la navegación en el lago en el corazón de la ciudad, a una espectacular caminata a la montaña Uetliberg.

El acceso a la ciudad es fácil tanto en tren, avión como en coche. Su aeropuerto internacional se encuentra a sólo un paseo de 10 minutos en tren del centro y de la estación central de Zúrich, y es considerado como un nudo ferroviario europeo.

Ginebra

Situada entre los cercanos picos de los Alpes y el terreno montañoso del Jura, Ginebra de habla francesa, se encuentra en la bahía donde el Rhone abandona el Lago de Ginebra, también conocido como Lago Lemán. Con su tradición humanitaria con un aire cosmopolita, Ginebra es la sede europea de las Naciones Unidas y la sede de la Cruz Roja, añadiendo a su reputación como la "Capital de la Paz".

Los viajeros encuentran en el casco antiguo de la ciudad con sus muelles, paseos por la orilla, elegantes tiendas, parques y animadas calles laterales, un lugar que invita a pasear. El famoso Jet d'Eau, una fuente con un chorro de agua de casi 152 metros de altura que se encuentra en el Lago de Ginebra, es un icono de la ciudad.

Culturalmente, esta ciudad en la franja más occidental de Suiza tiene mucho que ofrecer. Artistas internacionales actúan en el Gran Teatro de Ginebra y la Casa de la Ópera y hay una gran variedad de museos, entre ellos, el Museo Internacional de Relojería, un museo del reloj con una colección de relojes de joyería y relojes musicales.

Qué visitar en Suiza

Lucerna

Para muchos viajeros Lucerna es la esencia de Suiza. La puerta de entrada a la parte central del país yace sobre el maravilloso Lago de Lucerna, establecido por debajo del hermoso paisaje de los Alpes.

Añadir a este pintoresco entorno, que Lucerna se trata de una vieja ciudad sin coches, pintado a dos aguas. Un puente medieval cubierto en el centro de la ciudad (uno de los más antiguos puentes de madera cubiertos de Europa), casas históricas decoradas con frescos y encantadoras plazas de pueblo que te haran comprender por qué Lucerna es siempre popular. Pero lo tradicional también convive cara a cara con lo moderno del lugar y la ciudad se ha ganado una reputación por su diseño innovador. El futurista Centro de Cultura y Convención (KKL), diseñado por el famoso arquitecto francés Jean Nouvel, es una de las joyas arquitectónicas de la ciudad.

A las afueras de Lucerna podrás disfrutar de hermosas vistas durante una excursión a una de sus cerca montañas y vivir una gran experiencia a bordo de un crucero de buque de vapor a lo largo del hermoso lago. La ciudad es un buen punto de partida para realizar excursiones alrededor de la Suiza central.

Qué hacer en Suiza

Interlaken

Interlaken, en la región suiza del Oberland Bernés, está situado entre el lago Thun y el lago Brienz, y presidido por tres grandes montañas: Eiger, Mönch y Jungfrau.

Interlaken es considerada la capital de la aventura de Suiza y sus más de 45 ferrocarriles de montaña, teleféricos, telesillas y remontes conducen a los aventureros a 240 kilómetros de pistas y una densa red de rutas de senderismo. Todos los días en la temporada de invierno, los visitantes se benefician de la ubicación central de la ciudad por ofrecer la posibilidad de elegir entre diferentes regiones de zona de esquí.

En los meses más cálidos aquellos que gustan de parapente se dirigen hacia Beatenberg-Niederhorn, un área popular a sólo 11 kilómetros de distancia. Aquellos con menos ambiciones nobles podran disfrutar de cruceros sobre el lago Thun y el lago Brienz a bordo de los barcos de excursión, incluyendo los históricos vapores a ruedas.

Lago de Ginebra

La región del Lago Lemán, abarcando Lausana. Lauvaux y Montreux, aparecen listados en el Patrimonio de la Humanidad y es la quinta área más popular de Suiza.

La ubicación de Lausana es tan pintoresca que no es sorprendente que el Comité Olímpico Internacional esté asentado en este lugar desde 1914. La ciudad, construida sobre tres colinas, está rodeada por laderas cubiertas de viñedos, con el lago de Ginebra a sus pies y los Alpes de Saboya de Francia a través del lago. El atractivo casco antiguo, dominado por la catedral considerada como la obra más impresionante de la arquitectura gótica temprana de Suiza, está repleto de cafés y boutiques que configuran un paisaje urbano en el centro de la ciudad medieval.

Cerca de Lavaux tiene lugar un maravilloso mundo de viñedos en terrazas. Con 800 hectáreas es la superficie vitícola contigua más grande de Suiza con terrazas que no sólo ofrecen magníficas vistas, sino que también producen vinos finos tales como St-Saphorin, Dézaley y Epesses. Los viajeros pueden degustar en sus visitas alguno de los pintorescos y encantadores mini-restaurantes típicos del Lavaux.

Montreux, sede del Festival de Jazz de Montreux de fama mundial que tiene lugar anualmente en junio/julio, está rodeado de viñedos que contrastan con el impresionante telón de fondo de los Alpes cubiertos de nieve. Debido a su clima extraordinariamente suave muchas plantas asociadas con el Mediterráneo, como los pinos, cipreses y palmeras crecen aquí.

Lugares que visitar en Suiza

Basilea

Atravesada por el Rin y situada entre Alemania y Francia, Basilea es la tercera ciudad más grande de Suiza. Dada su posición geográfica no debe sorprender su diversidad de culturas, una historia de múltiples facetas y el arte y arquitectura modernos que convergen aquí.

Los viajeros conocen la ciudad por sus lugares de interés históricos, incluyendo la gran plaza del mercado con su ayuntamiento ricamente decorado de arenisca roja y la catedral de estilo románico tardío y gótico. Basilea es conocida como "La Ciudad de las Artes" y sus casi 40 museos le dan la mayor densidad de museos en el país. Entre ellos se encuentran el conocido internacionalmente Museo de Arte de Basilea, museo dedicado al escultor de hierro Jean Tinguely, la Fondation Beyeler y el Museo de las Culturas, todos los cuales atraen a un gran número de visitantes, al igual que varias galerías y teatros y su orquesta sinfónica, orquesta de cámara y el teatro musical con producciones internacionales.

El anuel Fasnacht de Basilea (Carnaval) es la celebración más importante para los habitantes de Basilea. El lunes después del Miércoles de Ceniza la ciudad se levanta con la Morgenstraich, una colorida y brillante procesión por las calles de la ciudad que comienza cuando las luces de la ciudad se apagan exactamente a las 04 a.m.

En la región de Valais de Suiza, el popular Zermatt se encuentra a los pies del Cervino o Matterhorn, la montaña más fotografiada del mundo. Su ubicación en el centro de una enorme región de senderismo y esquí hace que sea uno de los pueblos de vacaciones más atractivos del mundo.

La estación de esquí abarca 63 ferrocarriles de montaña y más de 320 kilómetros de pendientes de pistas. La región llamada Matterhorn Glacier Paradise es la región de esquí más grande de Europa y la región de esquí de verano de más alta altitud, un lugar donde muchos equipos nacionales de esquí entrenan en el verano.

La región también es legendaria entre los alpinistas: la Haute Route, una ruta internacional desafiante que lleva varios días en completarse, lleva desde el Mont Blanc a Zermatt. Más de 400 kilómetros de senderos conducen a través y fuera del valle de Matter, incluyendo rutas de los comerciantes de mulas, que se remontan al siglo 13.

Los hoteles y restaurantes de Zermatt son de clase mundial y el aire es claro, seco y limpio - probablemente debido a una ley promulgada en 1947 que permite que sólo los coches eléctricos sin un motor de combustión sean manejados en el pueblo.

St. Moritz en la Engadina

Situado a 1.800 metros sobre el nivel del mar, en el cantón alpino de los Grisones y bendecido con 322 días de sol al año, las 13 ciudades y pueblos de la región de St. Moritz (Sankt Moritz) disfrutan de un microclima gloriosamente suave. Los viajeros son atraídos aquí por una combinación única de ambiente elegante, auténtica tradición de pueblo y naturaleza virgen. La Alta Engadina ofrece vistas espectaculares de la montaña, una extensión interminable del lago de la meseta y para algunos, una cualidad mágica en la luz.

La zona tiene un patrimonio cultural fascinante - mientras el romanche es su idioma principal oficial, se habla alemán en St. Moritz, italiano en los valles vecinos, francés en el Club Med y gran cantidad de inglés en la Cresta Run, una pista de trineo de 1,2 kilómetros de largo que serpentea desde St Moritz abajo más allá de la pequeña aldea de Cresta, hasta el pueblo de Celerina.

Qué conocer en Suiza

Berna

De todas las ciudades de Suiza, Berna, la capital, es quizás la más encantadora en un primer instante. Hacinadas en una empinada península en un hueco del caudaloso río Aare, sus tranquilas y adoquinadas calles están llenas de edificios con soportales de piedra arenisca que han cambiado poco en los últimos 500 años, con la excepción, quizás, de la adición de letreros a las tiendas modernas.

Todas las colinas de alrededor y las escarpadas orillas del río, son todavía muy boscosas. El casco antiguo de Berna es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, en parte gracias a sus más de 6 kilómetros de arcadas, que los lugareños se refieren como "Lauben", convirtiéndose en el paseo comercial refugiado del tiempo más largo de Europa. Las vistas de la zona, especialmente de los tejados agrupados en el casco antiguo y de los majestuosos Alpes en el horizonte, son hermosas.

Ticino

La región mediterránea parece comenzar en el lado sur de los Alpes en Ticino. Hay una sensación allí que recuerda a Italia, con palmeras y árboles de cítricos esparcidos, y calles sinuosas que dirigen sus caminos hasta pequeñas plazas. Este es el único cantón de habla italiana de Suiza y en este lugar el amor por la comida, el vino y la dolce vita italiana de alguna manera se encuentra en armonía con el respeto por las normas y reglamentos de Suiza.

La ciudad de Bellinzona, capital del cantón, y los valles del Alto Tesino son hermosos y el hogar de una rica gastronomía, un arte fascinante y amplias extensiones de naturaleza virgen. Tres castillos de Bellinzona, el muro de defensa y las murallas de la antigua ciudad comercial figuran como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La ciudad de Lugano, situado en el lago con el mismo nombre, es el tercer centro financiero de Suiza.

La región del Lago Maggiore es excepcionalmente rica en contrastes y está llena de variedad - desde palmeras alineadas en las orillas de los lagos a glaciares, tiendas de moda y tradiciones antiguas. La ciudad del lago de Locarno disfruta de lo que es probablemente el mejor clima de Suiza, con cerca de 2.300 horas de sol al año y una temperatura media anual de 15.5°C. La ciudad cuenta con varios eventos culturales, incluyendo un festival de cine internacional.

La región de Mendrisiotto de Ticino es particularmente conocida por su deliciosa comida y el vino. En su posadas tradicionales (llamadas grutas) se puede degustar una amplia variedad de especialidades de Ticino y vinos producidos en la región.