Qué visitar en Brujas

Qué conocer en Brujas

Brujas es una preciosa ciudad medieval, que se encuentra a sólo una hora de distancia del Reino Unido en avión. A menudo apodada como la "Pequeña Venecia", Brujas es bellísima en todas las épocas del año. No hay mucho que hacer, pero su belleza es motivo suficiente para visitarla. No tendrás prisa para ver cientos de lugares de interés turístico como pueda sucederte en muchas otras ciudades. En Brujas puedes relajarte, pasear y disfrutar de las vistas de esta ciudad de cuento de hadas.

Qué visitar en Brujas

Brujas es fácil de recorrer a pie. Hay poco tránsito de coches y la mayoría de los lugareños optan por desplazarse en bicicleta.

Qué hacer en Brujas

Paseo en barco por Brujas

Recorrer los canales a bordo de un barco es algo que debes hacer en tu visita a Brujas. Verás lugares inaccesibles a pie o en bicicleta. Por tan sólo siete euros, un guía turístico explica la historia y cultura de la ciudad, mientras los pasajeros se sientan y disfrutan del paisaje.

Visitar el centro histórico de Brujas

El centro histórico de Brujas es un testimonio de la maravillosa arquitectura que posee la ciudad. Tan pronto como te encuentres en esta plaza, quedarás consumido por edificios góticos y por lo impresionante que son. Este único lugar es representación de la cultura y la identidad de Brujas.

Visitar The Markt

El Markt es el corazón de Brujas y el hogar de la torre del campanario, que destaca en el centro de la plaza y es magnífica cuando está iluminada. Una idea sería subir los 366 escalones hasta arriba y disfrutar de una vista panorámica de Brujas. Rodeado de restaurantes y cafés, es un gran lugar para comer y disfrutar de una fuerte cerveza local y por supuesto, del paisaje.

Degustar los gofres belgas

No se puede visitar Bélgica sin probar un gofre belga. Muchos recomiendan probar el delicioso gofre con crema batida. Puedes actuar como un local de Brujas comprando uno de estos gofres a los vendedores que se encuentran por las calles - estos normalmente tienen un valor añadido y serán tan deliciosos como los hechos en restaurantes. No hay fin en cuanto a la variedad de ingredientes que se pueden elegir!

Qué visitar en Brujas

Alquilar una bicicleta en Brujas

No hay metro ni transporte público en Brujas y es fácil de recorrer a pie a ritmo rápido. Sin embargo, los lugareños se mueven en bicicleta y hay un montón de lugares donde se puede alquilar una. Considera seriamente la posibilidad de hacer ciclismo por Brujas ya que hay muchas rutas de bicicleta por la zona y es un lugar excelente para salir a explorar. Puedes dirigirte al centro de visitantes y pedir un mapa de rutas para bicicletas.

Paseo en un carruaje de caballos

Si prefieres sentarte y dejar que sea otro el que maneje, entonces, considera tomar un paseo romántico en un carruaje tirado por caballos. Esto puede ser bastante costoso, alrededor de 39 euros por transporte, pero es una manera auténtica de ver la ciudad.

Visita de la Basílica de la Santa Sangre

La basílica, ubicada en la plaza mayor, esconde un interior impresionante y al que se puede acceder por tan sólo dos euros. La reliquia de la Santa Sangre dice ser la conservación de la sangre de Cristo y se pasea alrededor de Brujas, en una gran procesión con miles de espectadores en el Día de la Ascensión.

Tomar una fotografía de la "Rozenhoedkaai"

Esta es la imagen que se ve en las postales y lo que nuestra mente evoca cuando pensamos en Brujas. Toma una foto de ella en la mañana, por la tarde, por la noche, con los cisnes, con los barcos de vela en el fondo, contigo en la foto, comiendo un gofre en el momento de la foto...

Admirar el paisaje y la arquitectura

Es inevitable que todos los visitantes de Brujas terminen explorando y admirando esta elegante ciudad adoquinada a través de las pintorescas calles estrechas. La arquitectura parece que ha aterrizado directamente de un cuento de hadas y está muy bien decorada y cuidada con plantas y árboles. Hay viejos puentes de piedra para que puedas apreciar la ciudad y pasar por encima de los canales.

Tomar el sol en la playa

Brujas se encuentra a tan sólo una hora aproximadamente de distancia de la costa. Si te apetece tomarte un descanso de turismo y quieres relajarte bajo el sol, puedes coger el tren a Oostende o Knokke Heist durante el verano y disfrutar del maravilloso sol de Bélgica